12 de abril de 2016

Los Viajes Reales




















Sólo los amores podían reclinarme sobre su
propio arpegio real de inocencia y de incendio.

Los fuegos de las graciosas tristísimas cuyo

rostro se enciende y se apaga a la entrada
de los túneles con puertas de manzanos.






Francisco Madariaga, "Los Viajes Reales".
Fotografía por Harry Callahan, "Soho" New York


12 comentarios:

  1. Gato:
    El poema de Madariaga tiene una potencia increíble, y el fotografión de Callahan no se queda atrás.
    Maravillosos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juan, ví las puertas de manzanos en la fotografía...

      Eliminar
  2. Gato loco, entré al blog y otra vez me siento nuevo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alfredo Douglas:
      Esa siempre fué la idea, pero no siempre podemos, a veces la jodo...

      Eliminar
  3. Los viajes reales son los que nos "afueran" y "adentran".
    Por eso son imprescindibles y también inevitables, querido Gato...

    ResponderEliminar
  4. Inocencia e incendio, amo estos viajes, querido gato...

    ResponderEliminar

Por favor, utilize esto si verdaderamente quiere opinar.