10 de agosto de 2013

El ojo y la palabra



















El ojo mira el mundo en estado de flujo. La palabra es un intento de detener el flujo, de estabilizarlo. Y, sin embargo, nos empeñamos en el intento de traducir la experiencia en lenguaje. De ahí la poesía, de ahí las vocalizaciones de la vida cotidiana. Esta es la fe que previene la desesperación universal... y también la provoca. 

(Paul Auster, Notas de un cuaderno de ejercicios, 10).


(Fotografía de Limbos),