10 de agosto de 2013

El ojo y la palabra



















El ojo mira el mundo en estado de flujo. La palabra es un intento de detener el flujo, de estabilizarlo. Y, sin embargo, nos empeñamos en el intento de traducir la experiencia en lenguaje. De ahí la poesía, de ahí las vocalizaciones de la vida cotidiana. Esta es la fe que previene la desesperación universal... y también la provoca. 

(Paul Auster, Notas de un cuaderno de ejercicios, 10).


(Fotografía de Limbos),



15 comentarios:

  1. Bello, demoledor... Una definición perfecta de este maravilloso blog...
    Un abrazo para vos Luthien desde el manicomio.

    ResponderEliminar
  2. Hermosa foto!!! Todas las conexiones eléctricas del tren parecen venir dela enorme cabeza de Auster. Gracias Luth!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cami querida; ¿sabés que después de leer durante mucho, mucho tiempo a Paul Auster, al que primero resistí (en realidad no me gustaba) al final llegó a convencerme? Y es raro; pero hoy debo confesarte que sí, que coincido con vos, también para mí tiene una cabeza enorme, una cabeza con un talento poco común.

      Eliminar
  3. ¿y las fotos, entonces? estan, mucho más que las palabras, un intento de detener ese flujo - y es por eso que nos hemos obsesionado con las imágenes, no?
    Facebook está inundado con con las fotos de nuestra vida cotidiana, como un intento de conquistar la inmortalidad, para probarnos a nosotros mismos que existimos ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las fotografías, Roxana, son palabras muy potentes que nos muestran la suspensión del tiempo que se amplifica.
      Y los sentidos estallan...

      Eliminar
  4. La palabra como el ojo, tienden al corpus, a la estructura fatal de la cultura. Todo el cableado que muestra la magnífica fotografía de Limbos, nos lleva al cielo y nos devuelve a la literatura... Gracias Luthien,

    ResponderEliminar
  5. Cuánto me dice esta fotografía!!!
    Es como el viento que produce el tren al pasar por el caserío que convive con la mirada del que detiene el flujo y lo hace existir.
    Y el no saber si el día se está yendo o viniendo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Mario, eso es lo que no sabemos y nos hace sublimes

      Eliminar
  6. Luthien:
    Rears you up, inocent, towards morning and peoples your shadow with names...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así nos alzamos, Vicente, inocentes bajo la sombra de nuestros nombres.

      Eliminar
  7. Luthien:
    Mi sensación es que la nota de Paul Auster fué escrita mirando la fotografía de Limbos; usando la imagen como estímulo o pretexto para provocar la reflexión publicada.
    Que estos aciertos sigan,

    ResponderEliminar
  8. Felicitaciones, poeta de la calle, este blog es un refugio contra la maldad.

    ResponderEliminar

Por favor, utilize esto si verdaderamente quiere opinar.