13 de noviembre de 2010

Las Horas

...

















¿Qué conocemos perder?
¿Qué fingimos destruir con el pronunciamiento de cada acercamiento, de cada separación?
Arturo Carrera (Potlatch)
...
...
No vengas al bosque esta noche
...
La memoria llamará a la desmesura llamará a la pasión sin atención sin límites
Mezcla de espuma y saliva con astillas y sangre desconocida
Es porque ni siquiera tuvimos tiempo de presentarnos
Creo que como los viejos escarabajos del bosque quedé encerrado en mi pobre eternidad, un espacio verde, desnudo, inmenso, no sé, como obscura es la noche que alguien reclama en sueños verdaderos
...
No vengas al bosque esta noche
...
Mi corazón se afila recubierto con el tejido de una lengua felina, áspera, intratable.
Las lengas y los cipreses se espantan apenas yo paso cerca de su corazón y temen,
que su latido renuncie a seguir.
No habrá venganza en la venganza. Restos de carne y madera destrozados a golpes de furia, cierta, aniquilando todo lo que será acaso, una última función de fuego y despedida.
Podrías encerrarte en cualquiera de tus quehaceres o tus nohacernada y renunciar a esta noche, sólo por una noche, como quien huye de la lluvia no por miedo a mojarse, sino a perderse en una multitud de lágrimas inexplicables.
...
No vengas al bosque esta noche
...
El puestito de helados y el cine van a cerrar,
los kioscos de 24 horas y las farmacias de chocolates y videos van a cerrar,
los bares y las terminales de micros van a cerrar,
también el florista y el diarero,
el oficinista y el vendedor de lapiceras
y el vendedor de panchos y patis
y el policía
y el cartero
todos ellos animales que quieren existir.
...