25 de febrero de 2009

Hijo de las llamas sin humo


...

Dibujaba sobre manteles de papel en bares y bodegones. Pintaba a las hermanas de sus amigos y amenazaba al cielo con sombríos nubarrones andaluces. Aseguraba que tarde o temprano ellas terminarían pareciéndose al cuadro. Comparaba al arte con el chocolate; al niño con el genio que jamás envejece. Creador de paisajes mentales que nunca necesitaron existir y sin embargo crecieron lúcidos, poblados con vívidas naturalezas fieles a su alma.

...


...


4 comentarios:

  1. hola, queria invitarte a que agregues tu blog a Argentino.com.ar
    es un directorio de webs de Argentina y nos gustaría que estuvieras.
    saludos

    Diego

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo tantas anécdotas de este genio, pero sin dudas la mejor es la del chocolate.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Queridos enanos y lectores de Honorio, cuando puedan visiten http://albertoamante.blogspot.com/
    Pasen y vean !!!!!  Estan todos invitados

    ResponderEliminar

Por favor, utilize esto si verdaderamente quiere opinar.