8 de julio de 2008

Un enano...




Los Enanos de Honorio saludan una vez más a un amigo con gratitud y admiración. El príncipe Honorio nunca se había dejado ver hasta ahora en este blog, y no sabemos como fue que Mr.Kiosker logró recrearlo de un modo tan divertido.


Gracias Maestro (¡!).

3 comentarios:

  1. Hay una intuición suya, señor Kiosker, que parece bordear, rodear, el asunto en cuestión. Merodear con sus dibujos la zona caliente. Como si el barco estuviera siempre listo para zarpar. Y la verdad Mr., usted se zarpa. Increíbles esos ojos en el sombrero de mago. Cuando el mago maléfico duerme, esos ojos permanecen alerta. Imagine al mago durmiendo con el sombrero puesto (dicen que jamás se lo quita) y todos esos ojos se mueven independientes como pequeñas cámaras recorriendo el cuarto, (a la manera de los ojos de la lechuza de Blade Runner).

    ResponderEliminar
  2. Color y calor. Humor sin humo. Es muy reconfortante ver salir de nuevo el sol en los Enanos de Honorio.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenidos Kioskerman y Príncipe Honorio!!!

    ResponderEliminar

Por favor, utilize esto si verdaderamente quiere opinar.