5 de agosto de 2015

Con V de Vian (3)























Unos hombres pasean por la calle.

Algunos tienen el ojo apagado como un calcetín sucio
Un moco recurrente les obstruye las fosas nasales.

Otros, brillantes, con la mirada viva,
Giran su bastón mientras se van.

Todos dan por el culo a las moscas
Pero hay dos maneras de dar por el culo a las moscas:

Con o sin su consentimiento.



















Boris Vian, "Las moscas" (A Jean Paul Sartre/Oudin) - Cantinelas en jalea
Fotografías de la última casa de Boris Vian en París, por Pierre Terdjman